Mensaje de error

  • Warning: unlink(sites/all/modules/custom/tm_follow/css/tm_follow.css): Permission denied en drupal_unlink() (línea 2308 de /home/www/build/html/includes/file.inc).
  • Warning: unlink(sites/all/modules/custom/tm_follow/css/tm_follow.css): Permission denied en drupal_unlink() (línea 2308 de /home/www/build/html/includes/file.inc).

¡Miles de corazones unidos en la Octava de los Lunes del Cerro en Oaxaca!

Cientos de almas vibrando y gozando de nuestra tradiciones, se reunieron en el Auditorio Guelaguetza para formar parte de la máxima fiesta de Oaxac , en la Octava de los Lunes del Cerro y su edición 2017.

El festín de color y alegría lo inició la delegación de las Chinas Oaxaqueñas, quienes con sus 60 años de tradición, pusieron en alto las tradiciones del Valle de Oaxaca.

Una fiesta en honor a Santiago Apóstol vino a mostrar Santiago Jocotepec con la Tradicional Fiesta del Chinanteco y su fiesta en honor a Santiago Apóstol.

La banda tradicional del pueblo engalanó las fiestas de este pueblo zapoteco, venido de la Tierra del Venado, desde dónde los hombres que labran la tierra y mujeres que venden tortillas en el mercado de Etla, arribaron, con su Fandango Zapoteco los integrantes de la delegación de de Santo Tomás Mazaltepec. 

Le siguió la hermosa tradición de Ciudad Ixtepec desde el Istmo de Tehuantepec, con sus fiestas titulares en honor a la Santa Cruz. Sus valses y su elegancia hicieron disfrutar a los asistentes a la Rotonda de las Azucenas.

También llegaron a la Rotonda de las Azucenas la delegación heredera de la sabia de los hongos alucinogenos, María Sabina, desde la zona de la sierra mazateca, Huautla de Jiménez y con sus sones mazatecos hicieron disfrutar al público presente.

La delegación de Flor de Piña puso de pie a los más de 10 mil asistentes al Auditorio Guelaguetza con su coordinación y belleza.

La Canción Mixteca y el Jarabe pusieron de pie a los asistentes, le siguieron los interpretes de la Villa de Tututepec de la Costa de Oaxaca y la magistral Danza de la Pluma de San Jerónimo Tlacochahuaya hizo vibrar los corazones de miles.

 

Share to: