Mensaje de error

  • Warning: unlink(sites/all/modules/custom/tm_follow/css/tm_follow.css): Permission denied en drupal_unlink() (línea 2308 de /home/www/build/html/includes/file.inc).
  • Warning: unlink(sites/all/modules/custom/tm_follow/css/tm_follow.css): Permission denied en drupal_unlink() (línea 2308 de /home/www/build/html/includes/file.inc).

Ejutla de Crespo, la sal y pimienta de las fiestas de los Lunes del Cerro

Para esta delegación que perteneces a los Valles Centrales está claro, sin su presencia, la Guelaguetza no es lo mismo. Algunos de ellos ya lo han comprobado, pues en el 2015 llegaron sin invitación al Auditorio Guelaguetza y la gente respondió con aplausos y alegría.

Son jóvenes de entre 18 y 25 años los que encabezan a esta colorida delegación que al grito de “Ya llegaron los de Ejutla” hacen vibrar los corazones de los asistentes a la máxima fiesta de Oaxaca.

La influencia de San Vicente Coatlán

Se dice mucho de la influencia que tiene Ejutla de Crespo de sus comunidades vecinas, sin embargo Itzel Santiago, quien es integrante de esta delegación, asegura que sólo portan y con orgullo las blusas de San Vicente Coatlán, municipio vecino de esta población.

Hombres de campo y de calzón de manta

Los jovenes que acompañan a las bellas mujeres ejutecas, visten un calzón de manta con ceñidor rojo. Sus camisas de colores vivos tienen diversos detalles, los cuales son complementados con un paliacate y una red que contiene diversos frutos y legumbres que se cosechan en los campos de Ejutla de Crespo. Un sombrero de piel de burro y con una pluma de pavo real como ornamento, complementan su vestuario.

La vez que llegaron, aún sin invitación

En la edición del 2015 el comité de autenticidad dejó fuera a Ejutla de Crespo, la noticia llenó de tristeza las calles de este municipio, sin embargo la delegación tomó una decisión y acudió al desfile de delegaciones y a la octava del Lunes del Cerro sin ser invitados oficialmente. La reacción de la gente aún llena de emoción a Adriana Reyes, quien al recordarlo todavía le provoca una sonrisa.

“Cuando llegamos al auditorio, todavía no estaba el lleno total, pero desde que la gente nos vio entrar en el auditorio, empezaron a gritar emocionados porque Ejutla había ido a bailar”. Relata Adriana Reyes Tapia, integrante de la delegación de Ejutla de Crespo

Jarabe, palomito, la culebra y mucho mezcal

La participación de Ejutla tiene tres actos principales: primero se presentan con el tradicional jarabe ejuteco, el cual recita diversos versos que arrebatan los aplausos del respetable. Como acto siguiente sigue el palomito, un bailable en el que el hombre intenta besar a la mujer, con un bailable que hace alusión al cortejo entre las parejas. Por último “saca tu machete chungo, vamonos pa’ la barranca a ver si por ahí nos sale esa culebrita blanca...” los versos de la culebra ejuteca son el broche de oro de este colorido bailable.

La alegría, el sello de los ejutecos

Sin duda es una de las delegaciones que más se encuentra arraigada en el corazón de los oaxaqueños, el entusiasmo que imprimen durante su presentación, además de la alegría con la que bailan sus sones y jarabes, los han hecho una de las delegaciones indispensables. La fiesta que ellos comparten en la rotonda de las azucenas, no es más que una pequeña probadita de lo que son los ejutecos, pues la fiesta es parte de su vida y como dice Valentín Reyes, “Una Guelaguetza sin Ejutla de Crespo, no puede llamarse Guelaguetza”

Share to: