Mensaje de error

  • Warning: unlink(sites/all/modules/custom/tm_follow/css/tm_follow.css): Permission denied en drupal_unlink() (línea 2308 de /home/www/build/html/includes/file.inc).
  • Warning: unlink(sites/all/modules/custom/tm_follow/css/tm_follow.css): Permission denied en drupal_unlink() (línea 2308 de /home/www/build/html/includes/file.inc).

Chinas oaxaqueñas, las que visten faldas de satín y blusas de cajón

Además de ser encargadas de dar la bienvenida junto con la chirimia en la Guelaguetza, esta delegación encabeza las calendas y convites que se llevan a cabo en la capital. A continuación te presentamos algunas características del vestuario de este grupo de mujeres que representan con orgullo a uno de los barrios más emblemáticos de la Verde Antequera.

Doña Genoveva, la mujer que confeccionó el vestido de lujo

De acuerdo con Silvia Alejandrá Márquez, hija de doña Genoveva Medina, fue su madre quien confeccionó el vestido satinado de las chinas, pues buscaba mejorar la imagen de este grupo de mujeres, ya que antes de su intervención vestían una falda del diario con un estampado floreado. En ese entonces no se llamaba satín la tela brillante si no safo.

La falda cuenta con pliegues, alforzas y figuritas de encaje de blonda, visten blusas blancas de cajón deshiladas y bordadas. Además las participantes tienen que confeccionar sus propio vestuario.

Alahajadas y con mascadas atadas al cuello

Las mujeres se trenzan el cabello y utilizan alhajas que resaltan su belleza. De igual forma portan una mascada que cubre el pecho de la china, además de que se usaba como bolsillo para guardar dinero o pertenencias. También usan joyería dorada algunas con incrustaciones de perlas y por lo regular son herencia de sus antepasados. Un comité de autenticidad verifica estas piezas, pues si se emplean joyas nuevas, los diseños no deben alterar la estética tradicional.

Las canastas, la pesada carga de las Chinas

Aunque después de bailar durante horas el Jarabe del Valle, resulta una pesada carga, las participantes de este barrio perfeccionan los pasos de esta pieza con una canasta de carrizo enflorada en la cabeza en las que guardan dulces, panes y comida para compartir a su paso o al finalizar su participación en la ‘Rotonda de las Azucenas’. Dichas canastas portan figuras apegadas a imágenes religiosas, así como arreglos florales en forma de luna, corazón, la lira, estrellas, etcétera.

Las elegidas para los convites y las calendas de la ciudad

Además de encabezar las fiestas de la Guelaguetza, las chinas oaxaqueñas también son las principales protagonistas de las calendas que se realizan en la ciudad. Ya sea para una boda, graduación o las fiestas patronales de alguno de los barrios que conforman a la Verde Antequera.

Las chinas, el nombre heredado del barrio alfarero

Aunque hay un par de versiones más, los mismos habitantes de este barrio delimitado por las calles Díaz Ordaz, Nuño del Mercado, Las Casas, 20 de Noviembre y Periférico, aseguran que fue gracias a que los alfareros de la zona elaboraban los “platos chinos” que su delegación adquirió este nombre. Estos recipientes se caracterizaban por tener sus orillas dobladas como rulos.

Share to: